El pasillo, de profundo arraigo en Antioquia

Laumont. Publicado el 13 de Julio de 2012

El pasillo, de profundo arraigo en Antioquia

 Foto tomada del libro "Manual de coreografías de la zona andina”. La investigación que sobre el pasillo presenta Oscar Vahos en el libro “Manual de coreografías de la zona andina” da cuenta...

 
Foto tomada del libro "Manual de coreografías de la zona andina”.
La investigación que sobre el pasillo presenta Oscar Vahos en el libro “Manual de coreografías de la zona andina” da cuenta de cómo este ritmo es uno de los más importantes que existen en la región, específicamente en Antioquia y el viejo Caldas, al conservar aún “su pequeño sitial en la memoria corporal de nuestra gente”.
Se trata de esos ritmos que, pese a que el tiempo pase, siguen arraigados en el cuerpo y la mente de las personas, y siempre atraerán la atención en eventos como festivales de música o el que se celebra en Aguadas, Caldas, anualmente, que congrega a muchos participantes entre músicos y bailarines.
Según afirma Vahos en su investigación, no existen unos pasos reglamentarios o coreografía específica para este ritmo: “si usted quiere bailar pasillo, simplemente saque pareja, agárrelo como si fuera para otro baile cualquiera y comience a ‘revoliar en cuadro’”.
No obstante, en el documento que presenta para el Manual, Vahos explica unas tres o cuatro alternativas de baile de pasillo en caso de ser una o más de tres parejas las que participan en la presentación de este ritmo, esto hablando del baile natural, el de quienes lo desarrollan de forma espontánea. En el caso de los grupos de proyección artística, el investigador afirma que las planigrafías resultan a veces “caprichosas y a veces complicadísimas”.
Vahos cierra su documento con un texto que toma del Diccionario Folklórico de Harry Davidson, del cual destacamos el siguiente fragmento:
 
"Es muy triste y muy alegre
el pasillo colombiano;
a veces vivo y ufano;
otras de dolor se viste.
Nadie el impulso resiste
de su ritmo bailador,
y en la ausencia inquietador
cuando nuestra tierra evoca
su música alegre y loca
sabe a patria y sabe a amor.
(Alfredo Gómez Jaime)”.
Fuente:  “Manual de coreografías de la zona andina”.