“La labor no se queda únicamente en el aprendizaje del bailarín”

Danza en Red. Publicado el 02 de Diciembre de 2013

“La labor no se queda únicamente en el aprendizaje del bailarín”

Sentir arraigo por la tierra es más que sentirse colombiano y para la maestra María Elisa Alfaro, directora del grupo de danzas de la Universidad Pedagógica, hay muchos ejemplos d...

María Elisa Alfaro

Sentir arraigo por la tierra es más que sentirse colombiano y para la maestra María Elisa Alfaro, directora del grupo de danzas de la Universidad Pedagógica, hay muchos ejemplos de la profunda afirmación del sentido de patria que genera la pertenencia a un grupo de danzas.

María Elisa ve que a muchos de los que han pasado por su grupo, la danza folclórica se les ha convertido en  su proyecto de vida. “Ahora tengo a Ómar Jiménez en San Zenón, donde está haciendo una trabajo cultural”, se trata de un chico egresado de biología que le apostó a la cultura. Otro de sus alumnos está en Perú; es Enrique Mosquera, quien gerencia el proceso danzario de una firma colombiana de gimnasios que amplió sus operaciones a este país.

Sobre el creador de Danza en Red la maestra afirmó: “Ver al mismo Joaquín Joya  metiéndole todo lo que tiene que ver Internet, con intercomunicarnos, porque no teníamos ni siquiera un medio donde pudiéramos divulgar las cosas”. Asimismo recuerda Edwin Valencia, estudiante de Educación Física, quien está vinculado a programas del el Instituto Distrital de Recreación y Deporte.

Otro de sus discípulos está integrado con su comunidad de Granada (Cundinamarca), allí es director de un grupo de danzas donde no recibe remuneración económica, pero lo hace “creyendo que allá puede devolver un poquito de lo que aprendió aquí a su región”, señala María Elisa.

Hay muchos casos. Otro de ellos es el de Alexia, una cantadora que se ha metido en la danza y en el canto. Ella trabaja en Bogotá en la localidad de Fontibón generando un movimiento cultural. Otra de sus estudiantes trabaja en la alejada localidad rural de Sumapaz con chicos campesinos.

“Son ejemplos que uno dice: ‘No se queda la labor únicamente en el aprendizaje del bailarín’”. Esta maestra, nuestra artista de la semana explica que la labor de enseñanza de la danza llega al punto de “transformar vidas”.

El crecimiento personal con la enseñanza de la danza
Esto fue lo que le dijo a Danza en Red la maestra María Elisa Alfaro, bailarina folclórica y directora del Grupo de Danzas de la Universidad Pedagógica, acerca de su satisfacción en medio de los procesos de dirección de un colectivo artístico del que han salido gestores culturales:

Uno no se llega a imaginar lo que puede hacer, yo soy muy emotiva y cuando los vi (a los alumnos que danzaron en homenaje a ella) dije: ‘Hombre, qué bacano que le den a uno ese agradecimiento a través de la danza, y sobre todo aún más cuando eso no lo traen de mí, es de su región, ¡Es de Granada! Un merengue es una expresión folclórica de una rumba campesina.

Hay gente que ha creado sus propios grupos y eso es normal y están a la misma altura de uno, y rico porque uno dice de todos modos es el trabajo. Una Mónica Mercado estuvo conmigo y yo veo a su grupo y digo: “Ella fue mi estudiante”. Veo a Fabián Romero, a Carolina Rojas, y a todos los que son de Kalúa y digo “ahí está también mi mano”.

Entonces uno también se siente como orgulloso y agradecido con la vida porque dice “el trabajo no quedó en el aula sino que se está proyectando”.He aprendido de los chicos de Ciencias Sociales cómo generar esos procesos de investigación y tareas de campo cuando hemos salido. Uno crece, pero entre más sé menos sé. Como dice Pedro ‘Kocho’ del Valle (percusionista), mi compañero, “envenenamos almas”. 

Y en ese “envenenamiento” hay mucha gente que le da a uno las gracias porque son mejores porque se han metido en el cuento cultural, porque tienen un compromiso con la Nación, con su gente y por supuesto su Pedagogía.Está puesto el corazón de este chico en la danza. Crece uno con ellos. ¡Claro! Porque somos un colectivo y eso le genera a uno un aprendizaje constante. He aprendido a dosificar todo ese entrenamiento corporal que tiene uno con los chivos de Educación Física (la licenciatura).