La marimba en la región Pacífica

carovelez. Publicado el 29 de Junio de 2012

La marimba en la región Pacífica

 Foto tomada del libro “ABC del folklore colombiano”, de Guillermo Abadía Morales.La siguiente es la descripción que Guillermo Abadía Morales hace de uno de los instrumentos más representativ...

 
Foto tomada del libro “ABC del folklore colombiano”, de Guillermo Abadía Morales.
La siguiente es la descripción que Guillermo Abadía Morales hace de uno de los instrumentos más representativos del folclor chocoano, la marimba.
 
“Sin lugar a dudas el más característico es la marimba de chontas. Musicalmente es un xilófono (maderas sonantes) que existe en todos los cinco continentes. En Europa, el xilófono griego perdura en Francia con el nombre de claque-bois  o échéllettes; en África, como balafón o “búfalo” de los mandingas pero que lleva calabazos en vez de guaduas. En Oceanía se llama gamelán y hoy es el metalófono. En América existió entre el pueblo Maya de Yucatán con el nombre de nimae k’ojon tepunawas o de “malimba”; de Guatemala, país de los mejores marimberos del mundo, pasó a México con el nombre de “cuache” y lo hay de tablillas o de calabazos (tecomates).
 
Este es el que llegó a Colombia y se aclimató en el Chocó en donde es la base instrumental de los currulaos. Aquí tiene el nombre de “marimba”, palabra que procede del dialecto indígena cakchiquel. Se trata de una mesa formada por un cuadro de varas de chonta, irregular, sobre el cual se extiende una repisa de tablillas de madera de palma chonta ordenadas por longitudes de 20 a 70 centímetros. Estas tablillas son veinticuatro (tres octavas); las ocho más largas se llaman bordones y dan los sonidos graves. Las 16 más cortas se llaman tiples y dan los sonidos agudos. Colgada esta mesa de unas vigas se ejecuta golpeando las tablillas con tres mazos delgados o tacos provistos de una bola de caucho en el extremo.
 
Un tocador lleva un solo taco y golpea los bordones por lo que se llama bordonero (acompañante) y otro tocador (llamado tiplero) toca los tiples o tablillas cortas para dar con dos tacos la melodía siempre con una tablilla de intermedio. Es usado para las músicas típicas de la región que son el currulao y sus cinco variantes y no para las músicas aculturadas que usan otro conjunto instrumental llamado ‘chirimía chocoana’”.
Fuente: "ABC del folklore colombiano", de Guillermo Abadía Morales.