Luana la hija de Herencia Viva

Danza en Red. Publicado el 08 de Mayo de 2013

Luana la hija de Herencia Viva

Antes,- durante sus estudios- fue bailarina tal como lo es hoy su hija Luana, quien danza en la Compañía Herencia Viva, el mismo grupo de danza tradicional  al que perteneció...

Foto de Andrea Artunduaga

Antes,- durante sus estudios- fue bailarina tal como lo es hoy su hija Luana, quien danza en la Compañía Herencia Viva, el mismo grupo de danza tradicional  al que perteneció su madre por mucho tiempo.

Andrea Artunduaga es Diseñadora gráfica, docente y actualmente trabaja en el área de publicaciones y comunicaciones de la Contraloría General de la Nación.

Ella cuenta a Danza en Red el gran vínculo que ha tenido con su hija a través de la danza.

Danza en Red: ¿Cuál ha sido el proceso artístico que has tenido y como lo has ligado con tu otra profesión?

Andrea Artunduaga: Me ha tocado dejar a un lado la danza, cuando no tenía tanto trabajo era más fácil, pero básicamente el tiempo no me deja. De hecho el grupo  al que pertenece Luana (hija), también fue el grupo al que yo pertenecí por muchos años.

Herencia Viva lo conocí cuando yo tenía 18 o 19 años. Inicialmente, estuve con el grupo unos 5 a 6 años y de ahí, he ido y regresado a lo largo de la vida. En este momento, no estoy con el grupo porque ensaya  de 3 a 4 veces a la semana.

DER: ¿De qué se trata Herencia Viva?

AA: Es un grupo de danza folclórica fundamentalmente,  que nació en La universidad  de la Tadeo Lozano, salió del grupo de la Tadeo, se independizó y Mónica  -ladirectora-  empezó con el grupo independiente.

Herencia Viva cumple este año 19 años,  es un grupo muy arraigado a la tradición, a la esencia.

Eso es lo interesante, ver esa relación tan directa con nuestras raíces.

Foto de Andrea ArtunduagaDER ¿Cómo Luana terminó en Herencia Viva?

AA: Justamente cuando yo estaba en Herencia quedé embarazada de ella (risas), estuve en el grupo hasta que el vestuario me entrada. Deje de bailar en las presentaciones cuando ya la barriguita no lo permitió, sin embargo, siempre los acompañe a todas partes.

Cuando Luana nació tuve que retirarme un tiempo y luego regresé cuando ella estaba más grande.

Por lo tanto, ella ha estado vinculada al grupo desde antes de nacer; en realidad el papá de ella pertenecía también en el grupo, de hecho nos hicimos novios en la compañía.

Así que Luana es una hija de Herencia Viva, así lo ve la directora y todos los bailarines.

DER: ¿Cómo ha sido ese vínculo artístico que ha tenido tu hija con su padre y contigo como madre?

AA: Ese vínculo es todo, es una cosa que nos une mucho a los tres, aunque yo no viva con el papá de ella, el vínculo está no solo con el grupo sino con la danza, el arte en general. Siempre vamos junto a todas las actividades de danza que encontramos, a las exposiciones de arte… Es una cosa que siempre nos ha unido más allá de nuestro vínculo de madre e hija.

DER:¿Qué aspiraciones tiene Luana con la Danza?

AA: Ella varias veces ha contemplado dedicarse a la danza, está a punto de graduarse del colegio y una de las cosas que ha pensado estudiar es Danza y Artes escénicas. No sé si esa sea su decisión final, si es así yo la apoyo  pienso que aunque en nuestro país lamentablemente el artista no es muy apoyado y normalmente uno dice “¿va vivir del arte?”, hay mucha gente que lo ha podido lograr porque lo hace con amor… y eso no es sencillo acá.

DER: ¿Qué mensajes le das a las mamás y a las hijas que quieren cumplir sus sueños a través de la danza?

AA: Es una de las representaciones más maravillosas que hay, el arte une todo. Nos brinda más que un gusto, un disfrute…

Luana baila más o menos desde los 10 años,  toda su disciplina cambia por las cosas que le ha dado la danza, no es simplemente el goce del baile, sino que  eso le ayuda a organizar su tiempo, hace relaciones con diferentes personas. Es una herramienta artística que les sirve también para formarse como personas.

DE: ¿En qué momento te diste cuenta que Luana decidió ser bailarina?

AA: Desde muy pequeña se vea que tenía aptitudes. Pero una vez que yo había empezado con el grupo,  ella empezó acompañarme a los ensayos y la gente le decía “ven calienta con nosotros”.

Luana es muy “penosa” y a veces pensaba que eso la limitaría un poco, al comienzo fue muy tímida, pero después de comenzar a asistir a los ensayos decidió pertenecer al grupo.

De hecho es la niña menor de Herencia Viva, porque en general hay bailarines universitarios y profesionales; Luana es la única que está en el colegio.

DER: A Luana ¿le interesa otro típico de géneros dancísticos?

AA: Le gustan todos, hasta el momento ha practicado el folclor, pero tiene mucho interés por el ballet y la danza contemporánea.

Quiere complementar su danza, pero no le ha quedado tiempo para hacerlo (risas).

 

Contenido relacionado:

Herencia Viva Tradición Hecha Arte 

¿Qué piensa Luana de la Danza, el arte heredado por sus padres?