Polémicas danzadas

reflexiones dan.... Publicado el 03 de Julio de 2015

Polémicas danzadas

Polémicas en la danza folclórica

Visita nuestro blog
http://reflexionesdanzarias.blogspot.com/
 
Por Juan Gaviria  
 
A raíz de una polémica que se presentó en Facebook sobre los resultados de un concurso de danza en un municipio de Antioquia, aprovecho para traer a colación algunos temas que considero siempre han generado controversia en la danza folclórica colombiana.

Los concursos

Han existido desde hace mucho tiempo, y creo que existirán por mucho tiempo más, los hay desde privados hasta públicos, para niños, jóvenes y adultos mayores, desde intercolegiados hasta departamentales, hay quienes los critican “En los concursos no se mira la belleza de una cumbia, o la elegancia de un torbellino o la fuerza de un Joropo, sino el sombrero que se cayó, la pañoleta que está en el piso, o la copla verdeoscura que hace reír al público”1 también existen quienes los apoyan “Se busca reconocer y premiar a aquellas agrupaciones que trabajan por la apropiación, re - interpretación, transmisión y memoria de la tradición dancística de nuestro país”2

En fin los concursos existen y por muchas polémicas que generan no ha habido forma de terminarlos.

¡Que vivan Los Festivales!

El vestuario

Todavía recuerdo el traje con botas y capa  que publicaban en algunos libros sobre el vestuario típico del Galerón, la Corporación Corculla hacen alusión a este traje de la siguiente forma “los músicos y la voz líder lucían pantalón y camisa manga larga con botas vaqueras media caña, cinturón ancho, cartuchera, pañoleta roja amarrada al cuello y sombrero. Esta forma de vestuario (establecido por el propio Luís Ariel) recibió críticas por parte de algunos folcloristas quienes negaban que ese fuera el típico vestir del llanero”3

Lucía Jaramillo de Olarte en Trece danzas tradicionales de Colombia sus trajes y su música, publica el traje del Mapalé de falda a las rodillas, el cual no tiene nada que ver con el traje que se usa hoy en día, ¿Por qué cambió tanto? ¿Será  que el nuevo vestuario con Taparrabo es un aporte del ballet? quién se puede imaginar la danza del Mapalé sin este nuevo traje “típico”, aquí cabe la analogía, la pollera es a la Cumbia como el Taparrabo al Mapalé.

En ocasiones el vestuario sirve también para interpretar el estado financiero de los grupos de danzas, a lejos está el vestuario de un grupo de colegio del vestuario con lentejuelas usado por los ballets o reinas que nos “representan” en los festivales folclóricos.

Para Umberto Senegal las Chapoleras que tanto se conocen en el medio dancístico le han sido esquivas “Por ningún lugar de Calarcá, Armenia, La Tebaida o Montenegro, encuentro las seductoras chapoleras que me invitan pudorosas, desde los bailes folclóricos, a gozar las etéreas delicias del amor platónico; ni las sonrientes y primorosas chapoleras que me inducen, desde los desfiles de reinados departamentales, a degustar el exquisito café quindiano”4

¿Danza proyectiva o tradicional?

Frases como “Que ese paso no es tradicional”, “Que el folclor debe evolucionar”, “Que en el Pasillo no se brinca”, “Que el Joropo se convirtió en show; están y estarán presentes en el ámbito de la danza folclórica.

Hay quienes buscan dadas todas estas  diferencias entre lo proyectivo y tradicional generar conceptos y categorías a través de artículos, con el fin de esclarecer para algunos o confundir más para otros, uno de ellos es Juan Camilo Maldonado que en su artículo Reflexiones Acerca de la Danza Tradicional, Su Proyección y Tendencias nos dice “Esta ponencia plantea algunas reflexiones frente a las variantes en la  proyección de la danza folclórica  colombiana, partiendo  de la  tradición,  diferentes  formas desde  las cuales se manifiesta y como a partir de su codificación surge la reinterpretación de la misma  en  lo que podríamos  llamar  Tendencias”5

A lo largo del tiempo ha habido personas que defienden tanto lo proyectivo como lo tradicional, ejemplo de ello tenemos a Raúl Parra quien manifiesta sobre la danza tradicional “huyo al pensar que puedo llegar a convertirme en un repetidor de formas, de planimetrías, de la representación de un cuerpo campesino, de una danza hecha muchos años antes con culturas de cuerpo y en contextos y tecnologías diferentes a las presentes, me escabullo ante la idea de darle vida a unos movimientos fósiles”6

En cuanto a la defensa de lo tradicional Rafael Barrera hace referencia “No me interesa que me digan maestro o coreógrafo, porque lo que quiero es conservar la tradición intacta. Hay gente que dice que uno es un repetidor, pero lo que uno hace es respetar la tradición. Yo no puedo decir ya me aburrí de mi mamá, ahora quiero una mamá más joven... No. No puedo negar mi raíz”7

En este defender lo tradicional o lo proyectivo se genera una dualidad, para los que defienden lo tradicional a capa y espada  hay que saber que algunos de los primeros maestros de la danza folclórica en Colombia tuvieron bases en danza moderna y en ballet, ejemplo Jacinto Jaramillo quien creó innumerables coreografías y definió ciertos pasos y figuras, los cuales todavía se ejecutan y se siguen enseñando hoy en día. Y para los que argumentan que la danza tradicional debe evolucionar deben ser coherentes entre su discurso y su estilo, ya que en ocasiones son los que más llaman a cuidar y respetar el folclor, ejemplo el Ballet folklórico colombiano “Promover el respeto y la exaltación de nuestras tradiciones como valores culturales que identifican nuestra nacionalidad como país triétnico y multicultural”8

Y seguirán los pasos y se harán más coreografías, pero siempre estará presente quien quiera deshacer esos pasos y desbaratar esas coreografías.

1. Argiro Ochoa Pensamiento Cosechero No 05 octubre – noviembre de 2008, colección personal
2. Cultura recreación y deporte Bogotá http://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/convocatorias/programa-distrital-de-estimulos/instituto-distrital-de-las-artes/premio-danza-de-tradicion-y-proyeccion-folclorica-colombiana  [Consulta: 22 de junio de 2015]
3. Corporación cultural Corculla página web http://corculla.com/index.php?id=35 [Consulta: 20 de junio de 2015]

4. Umberto Senegal Archivos del vampiro Busco una chapolera, Calarcá, 

 http://www.calarca.net/senegal/index01.html [Consulta: 23 de junio de 2015]

5. Juan Camilo Maldonado, Reflexiones Acerca de la Danza Tradicional, Su Proyección y Tendencias

http://media.wix.com/ugd/9deee6_574c4b6f703859bd605b79403990ec8c.pdf  [Consulta: 25 de junio de 2015]

6. Raúl Parra,  Algunas reflexiones sobre la danza tradicional, Danza, tradición y contemporaneidad: reflexiones de los maestros de los procesos de formación a formadores y diálogo intercultural, Ministerio de cultura, 2008, p.21-33  http://www.sinic.gov.co/sinic/publicaciones/archivos/1587-2-69-17-20088411430.pdf [Consulta: 25 de junio de 2015]

7. Memorias de cuerpo Maestros de la danza en Colombia, Ministerio de Cultura http://www.danzaenred.com/sites/default/files/documentos/memorias_de_cuerpo.pdf [Consulta: 25 de junio de 2015]

8. Ballet folklórico colombiano.  http://balletfolkloricocolombiano.com/about.php [Consulta: 25 de junio de 2015]